WORLD FAMILY OF RADIO MARIA

RADIO MARÍA - راديو ماريا - RADIJO MARIJA - MARIJOS RADIJAS -Радио Мария - ラジオマリア - ROZHLAS MARIA

Radio María es un instrumento de la Nueva Evangelización que se pone al servicio de la Iglesia del Tercer Milenio, como emisora católica comprometida en el anuncio de la conversión a través de una parrilla de programación que ofrece un amplio espacio a la oración, a la catequesis y a la promoción humana.

Los fundamentos de su apostolado son la confianza en la divina providencia y la dependencia del voluntariado.

Escúchanos en vivo en los 1240 am y en la Web www.radiomaria.org; en el Cel. a traves de las aplicaciones: "TuneIn" y "Radio Maria".

APERTURA DEL AÑO DE LA FE EN LA ARQUIDIOCESIS DE SANTO DOMINGO
DOMINGO 28 DE OCTUBRE 2012

"CON EL CORAZÓN SE CREE PARA ALCANZAR LA JUSTICIA Y CON LOS LABIOS SE PROFESA PARA ALCANZAR LA SALVACIÓN"

Introducción de Su Eminencia, al acto penitencial


Hermanos y hermanas

El pasado 11 de octubre el Papa Benedicto XVI ha iniciado el "Año de la Fe". Es una invitación dirigida a cada uno de nosotros que estamos aquí, a recorrer de nuevo y con entusiasmo, la peregrinación de la fe iniciada el día de nuestro bautismo.

También, en nuestra comunidad arquidiocesana iniciamos este particular año de reflexión. Queremos descubrir más profundamente la gracia bautismal que ha hecho de todos nosotros la familia de Dios.

Deseamos seguir los pasos de nuestro Salvador para ofrecer a todos los hombres y mujeres un camino de salvación y liberación.

Por eso tenemos la necesidad de renovar en nosotros la gracia del Bautismo. Al recibir esta agua bendita, haciendo el signo de nuestra fe común, es decir, el signo de la cruz, manifestemos nuestro deseo de emprender este camino nosotros los primeros, pidiendo a Dios la gracia del perdón.

Oración de bendición del agua.

Dios todopoderoso y eterno que por medio del agua, fuente de vida y medio de purificación, quisiste limpiarnos del pecado, y darnos la vida eterna, dígnate bendecir (traza el signo de la cruz) esta agua para que sea signo de tu protección en este día consagrado a ti, Señor. Por medio de esta agua renueva también en nosotros la fuente viva de tu gracia, y líbranos de todo mal de alma y cuerpo, para que nos acerquemos a ti con el corazón limpio y recibamos dignamente tu salvación. 
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

Terminada la oración, Su Eminencia, rocía con el agua bendita a todos los fieles como renovación de nuestro bautismo. Terminada la aspersión se dirigió a Dios con estas palabras:

Que Dios todopoderoso nos purufique del pecado y, por la celebracion de esta Eucaristía, nos haga participar del banquete de su reino. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario